Iniciativa del grupo Tarro-libros 15 para octubre

foto portada tarro-libros '15 En el momento en que leí la iniciativa para octubre de Carmen Forján del grupo Tarro-libros ‘15 , sabía de qué obras iba a extraer mis citas para participar: El pie de Jaipur de Javier Moro y La última lección de Randy Pausch con Jeffrey Zaslow. Se tratan algunos de los temas que más miedo suelen dar a los seres humanos: la enfermedad incapacitante y la muerte. Ahí están, pero preferimos vivir de espaldas a ellas, como si no existieran o a nosotros no fueran a afectarnos. Por lo tanto, podríamos pensar que serán libros tristes, deprimentes, sin embargo, todo lo contrario. Son historias llenas de alegría, de ganas de vivir, de soñar, de crecer. Tras una dura labor de selección y poda, he aquí algunas citas que me marcaron desde que los leí, pues reflejan enseñanzas y actitudes que me inculcaba mi abuela desde que era chica.

El pie de Jaipur

“[…], y a todos los que,

a pesar de tener las alas recortadas,

vuelan. ”

“[…] las miradas de curiosidad morbosa no son producto de los defectos físicos de cada cual, sino de la ignorancia y la debilidad de los demás.”(p. 127)

“Lo que cuenta no es lo que te queda, sino lo que haces con lo que te queda” (p.141)

“Aunque como decía su amigo Christophe, ‘entre los discapacitados existe la misma proporción de imbéciles que entre la gente válida’, […]” (p. 142)

La última lección

Con agradecimiento a mis padres por permitirme soñar,

y con esperanza por los sueños que tendrán mis hijos.

“No podemos cambiar las cartas que se nos reparten, pero sí cómo jugamos nuestra mano” (p. 30)

“La suerte es lo que ocurre cuando la preparación coincide con la oportunidad” (Séneca) (p.133)

“[…]: quejarse no es una buena estrategia. Todos disponemos de un tiempo y una energía limitados. Es muy improbable que el tiempo que invertimos quejándonos nos ayude a alcanzar nuestras metas. Y no va a hacernos más felices.” (p. 155)

Anuncios

PRIMER SEMESTRE DE 2015

He pensado que volver a escribir todos los títulos que he leído sería una pesadez aburrida, por repetitivo. Por lo tanto he decidido hacer una selección de los que más me han impactado cada mes.
Gustarme, me han gustado todos, -de una forma u otra-, dado que los he leído por gusto, no por imposición.

ENERO:
“La muerte llega a Pemberley”, P. D. James.
“La librería de los finales felices”, Katarina Bivald.
“El club del té”, Vanessa Green.

FEBRERO:
“Basset”, Stella Gibbons.
“Ashford Park”, Lauren Willig.

MARZO:
“Todas las hadas del reino”, Laura Gallego García.

ABRIL:
“Lady Susan”, Jane Austen.

MAYO:
“El libro de la señorita Buncle”, D. E. Stevenson.
“Guía de Kashgar para damas ciclistas”, Suzanne Joinson.

JUNIO:
“Norte y sur”, Elizabeth Gaskell.
“Gentes del club”, Fernando García Pañeda.
“Las cuatro Gracias”, D. E. Stevenson.

A esta lista uniría dos relecturas:

“Emma” de Jane Austen y “Viento del Este ”

Y, para concluir, dos citas extraídas de “Las cuatro Gracias” sobre los libros y sobre la vida:

“-Los libros son personas -replicó la señorita Marks con una sonrisa-. En cualquier libro que valga la pena, el autor sale al encuentro del lector y se pone en contacto con él. le habla con toda confianza y le revela sus pensamientos” (p. 26)

“Todos podemos aportar nuestro esfuerzo para que nuestra pequeña parcela del jardín de la vida se llene de flores. Plantemos felicidad en nuestra parcela; huele maravillosamente en las flores de verano. Sí, pero cómo se planta, diréis. La forma de plantar felicidad es hacer todos los días al menos una cosa para que alguien sea feliz, y ofrecérsela a Dios. No tiene por qué ser difícil. Todos podemos hacerlo. La felicidad crece mejor de esa forma, y es una planta que arraiga sola en suelo adecuado. La encontraremos en nuestro corazón, si la plantamos por doquier… y crece y florece todo el año, no sólo en verano…” (pp. 85-86)2015-03-082015-06-27